45
La coleccionista de colores

El cazador

En cada sitio que visitaba le gustaba probar su gastronomía y sus caldos, desde el albariño gallego al brandy de Jerez. No hacía ascos a nada, quedándose el tiempo suficiente para paladearlo todo despacio, como mandan los cánones. Le encantaba buscar una bodega o una tasca solitaria perdida entre las antiguas callejuelas de cada población, donde la marea de turistas no hubiera mancillado con su presencia la personalidad de ese sitio y se deleitaba con los más ricos manjares. Pero si por desgracia lo servido no estaba a su altura, ponía remedio rápidamente degollando al sorprendido cocinero que había servido un mal vino o peor vianda, siguiendo después impertérrito su viaje infinito en busca de la perfección absoluta para el paladar.

Publicado la semana 45. 06/11/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
45
Ranking
0 10 0