33
La coleccionista de colores

Agazapado

El astuto depredador espera pacientemente agazapado en su escondite a que apareciera su víctima. La oye acercarse confiada con andar errático como una gacela se acerca al león sin saber que éste está escondido entre la alta yerba de la sabana. Pero él no cuenta con las armas de un león y lo sabe, no puede echarse encima de su presa y ganarle por peso, él sólo tiene un intento y debe aprovecharlo a la primera. Su presa deambula cerca de él, puede sentir su olor, pero no está lo suficientemente cerca aún como para cogerla desprevenida de un sólo salto. Tiene que acercarse un poco más, sólo un poco más... 

"Míralo, se ha quedado hecho una bolita dormido en su túnel, qué lindo está. Menos mal que ya no me ataca como antes, que menudos sustos y arañazos me daba. ¿Ves hija, como ya considera a tu anciana madre como un miembro más de la familia?"

Y la hija sonríe al oir a su madre y piensa para sus adentros que la pastilla para adormecer a la fiera corrupia de su gato que le recomendó el veterinario hace maravillas. 

Publicado la semana 33. 17/08/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
33
Ranking
0 18 0