18
Justina Rios

Se me ha acabado la prisa.

 

Se me acabaron las prisas, sobra el tiempo.

Me puedo detener en los detalles, en buscar a cada cosa su sentido.

 Puedo escuchar el viento silbando entre las ramas

y en la silenciosa noche el canto de las ranas.

Me pregunto si es tiempo de tejer otra frazada, o tal vez  para hacer atrapasueños

Las camas están siempre bien tendidas.

La ropa que han dejado  esta ordenada,

Los zapatos los bolsos, los abrigos ocupan su lugar en  estantes.

Ya no existe el desorden en los cuartos, ni bullicios, ni risas ni secretos.

He  bajado las persianas muy despacio, haciéndome a la idea que se han ido.

Al cerrar las puertas he entendido  que ha llegado el tiempo de estar sola.

Los hijos, los amados, los cuidados ya  se fueron  para logar sus sueños.

Como las aves en tiempo de cortejo  volaron  a formar pareja y nido.

Están lejos y así andamos… desperdigados  por la vida.

Mi nido está vacío y hace frió… de tanta soledad ya brota el llanto.

Publicado la semana 70. 27/04/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
II
Semana
18
Ranking
0 127 0