51
Justina Rios

Dicen

Dicen…

Dicen que pasa de moche en el pueblo en que nací,

que recorre los caminos oscuros y polvorientos.

La han visto cruzar los campos, la han visto cruzar la ruta,

Su figura banca y flaca,  en una bruma va envuelta.

Dicen que cuando la escuchan llorar con tanto dolor,

Se le hace un nudo en el pecho por extraña sensación.

Y escuchan a los coyotes presintiendo un gran dolor,

Aullar a la gran luna para calmar su temor.

La han visto en el gran llano y hasta en la orilla del mar

Y hasta a  la gente curtida le hace la sangre helar,

porque escuchan su lamento, al oír el viento soplar.

Dicen que es etérea su forma, como nube que cayó.

Así como un día su cuerpo sin aviso se desplomó.

No saben si fue de hambre no saben si fue por sed,

O tal vez fue por el frio que sintió desde nacer.

Dicen que desde pequeña su destino fue sufrir,

No fue tan bueno el amor  y fue cruel el sentimiento,

Para él fue solo un juego, ella creyó todo el cuento

Y aquella noche de otoño cuando, cuando vio a su amor partir,

Se le ha nublado la mente y hasta perdió la razón,

Se transformó en alma en pena mucho antes de morir.

Por causa del desamor con que pagó ese varón.

Se vistió de novia entonces, con encajes y con tul,

Y así andaba por las calles del pueblo donde nací,

 la apodaron la llorona porque eso hacia al sufrir.

Publicado la semana 51. 16/12/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
51
Ranking
0 88 0