36
Justina Rios

Veinte recuerdos antes de los veinte. Cap. XIII

Íbamos las tres  de vacaciones al mar en verano, no siempre  a veces a Tandil a las sierras, Ese año toco mar. Fue corta las vacaciones no sé si una semana. Pero Necochea era un lugar hermoso y solitario, el sol del verano es ardiente, y realmente quema mucho la piel,  no me gusta el mar, la primeras vacaciones que me llevo titi a los tres años se olvidó de cuidarme preocupada por su maya y me llevo un ola, recuerdo haberme casi ahogado. Tengo la idea de haberme  agarrado a las piernas de alguien, que me levanto como un cangrejo, y me sacudió hasta hacerme llorar, no había que decir nada a Hermes y no se dijo. Pero ahora tenía ocho años y  estaba de espaldas al mar no podía ver su inmensidad y debía cuidarme más, además suelen venir en las olas aguas vivas, que queman la piel, no entre al mar ningún día, recuerdo  mi maya rosa de panal de abeja, y sombrero haciendo juego, que no se mojó nunca por el mar. Titi. Allí conoció un muchacho, creo que era bancario, se la veía bien, salieron juntos, con la condición de Hermes que fuera yo , ¿y que tenía que hacer yo entre dos personas que se querían besar?, me sentí muy incómoda, fueron tres días, los últimos de la semana, él la fue a despedir, no quieran saber la cara de Hermes,

Comencé las clases con mis  compañeros  del año anterior, éramos cinco y no tenía problemas. Pero entre los cuentos de mi familia, sobre el descuido de mi madre y la reputación de Titi, que andaba para todos lados sola haciendo, no se qué cosa a mitad de año me llevaron nuevamente con mamá, Titi, insistía que en Mayol yo estaba bien, que comía,  me bañaba con agua calentita de la ducha y no pasaba frio  en la casa, Hermes estaba muy enojada, por los comentarios. Y dijo se va”. Vos decís  que no te queres Ir “pero yo también me sentía mal por la situación, ella decía”, pero vos viste como están tus hermanos, no los cuida nadie y ni siquiera comen bien.”, “quédate” “Le vas a ir a comer lo poco que tienen.” Sé que llore mucho, Hermes entro y dijo”. La chica, tiene madrina, que se haga cargo”. Colegio a mitad de año, imposible, a un Colegio pago de curas, María Reina. Yo no sabía ni rezar.  Y en cuarto grado, se tomaba la comunión. Pero en el mismo terreno había otra casa, donde estaba mi tía sus hijos y su marido, una prima a la que llamaban VIVI de la misma edad mía, ella también debía cumplir con ese Sacramento. La tía Kela nos leía y explicaba, y así fue como dimos examen y tómanos la comunión el mismo día.

 En la escuela  yo no iba mal, pero tampoco destacaba.  Mis mayores problemas eran las tablas de multiplicar, es el esposo de mi madrina. Con su humor cordobés, limaba mi autoestima y cada vez me apocaba más. Yo he pasado por muchos nombres pero el que me tenían preparado me lastimaba, “Veni acá, cara de bicho”. Me decía, y todos reían.

Mi prima Viví,  estaba siempre impecable, su pelo era castaño claro largo era linda y pecosa, su padre había aportado la sangre italiana que esos niños ostentaban,  preparada para ser la mejor de todas, estudiaba en otro colegio de señoritas. María Auxiliadora. Y hacia danzas, no había mucho interés en que me hablara por parte de mis tíos y mi abuela, que por ese entonces vivía con ellos. Siempre me querían hacer pasar por mentirosa, si yo decía que algo estaba allá, ellos decían, “no es cierto, es una mentirosa” y yo decía la verdad, me venía a buscar un autobús escolar. Y vi un perro grande muerto, cerca de la casa, lo recuerdo exactamente cuándo lo conté porque si lo conté bien, pero la  versión fue “Que habían matado el perro al frente de nosotros desde la quinta y con una escopeta “yo no dije eso, “si, no ves que no se le puede creer nada a esta”.

Una tarde fui a pedir algo en la casa de mi tía, estaban todos acostados a la siesta, mi prima con su padre que le estaba haciendo no se qué cosa… ese año apenas terminadas las clases me quise ir con mama, y sentí dolor por mi prima, que era una victima y comprendí por que desacreditaban mis comentarios.

Publicado la semana 36. 02/09/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
36
Ranking
0 67 0