21
Justina Rios

Pretérito Imperfecto del Indicativo

 

Desde el momento que te pusieron en mis brazos, yo te amaba

Como el cielo a las estrellas, yo te amaba.

Desde que tu pequeñito cuerpo se aferró al mío, tan esquelético buscando alimento, yo te amaba.

Como la sedienta tierra a la lluvia de verano, yo te amaba.

En los actos del jardín, cuando lloraba, yo te amaba

Como las abejas aman el polen de las flores, yo te amaba.

En tu conflictiva adolescencia, yo te amaba.

Como el relámpago al trueno, yo te amaba,

Yo derribaba gigantes por ti, nunca vi los molinos, porque te amaba.

En tu juventud tormentosa, acune tu llanto y tu hambre, porque te amaba.

 Tanto  que luche contra vientos y mareas para enderezar tu rumbo, yo te amaba.

Y una y otra vez encallabas en los riscos y te destrozabas, yo corría a protegerte porque te amaba.

Y si los médanos te atrapaban, yo volvía a soplar vientos y provocar tormentas para correr la arena, porque te amaba.

Para sacarte del atasco suplicaba a los dioses, porque te amaba.

Escúchame bien margarita del desierto, vaciaste mi vida, yo te amaba.

Pretérito imperfecto del indicativo, eso eres.

Publicado la semana 21. 20/05/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
21
Ranking
1 72 1