46
John Charlestein

AMLOerica Latina

Bienvenidos a nuestra gran nación: AMLOerica Latina. Nuestra historia empieza cuando nuestro querido Lord toma la presidencia de esta gran nación. Avanzando fuertemente contra las fuerzas corruptas que habían tenido al país en una recesión económica y social tan longeva que estábamos a punto de ser un desierto.  

Nuestro líder no flaqueó en sus esfuerzos y levantó, en menos de 12 meses, la moral del país, haciendo no solo más feliz a su población, sino erradicando problemas graves como el control de los carteles y la desigualdad social. 

Antes cada uno de los estados máximos de AMLOerica Latina, eran países independientes, pero viendo lo feliz que era nuestro pueblo sabio, decidieron anexarse y formar parte de lo que antes se conocía como México.  

Todo inició con una caravana migrante que venía de la región conocida como Honduras. Al llegar les dimos trabajos, dinero, apoyo social y subsidios para los alimentos. El índice de delincuencia aminoró en esas zonas y la población empezó a mezclarse y a prosperar. 

Poco después, Evo Morales, antiguo líder de la región boliviana, llegó a nuestra patria tras un terrible golpe de estado en su país. Trabajó muchos años para el régimen y después del exilio, regresó y tomó protesta una vez más como líder de Bolivia y la primera anexión a la gran AMLOerica Latina surgió en 2023.  

En el año posterior, las elecciones en su punto más álgido, una nueva anexión se sumó a la expansión de nuestro gran imperio. El estado mayor de Guatemala había surgido. La semana de elecciones hubo muchos intentos de los grandes terroristas fifi para desprestigiar a nuestro líder, quien propuso a Alejandro Giammattei como su candidato para tomar la presidencia, mientras que, directo de los estados del norte (influenciados por el Máximo Enemigo) lanzaron a un joven abogado, criado en cuna de oro y con gran presencia en redes sociales para combatir nuestros esfuerzos para estabilizar esta gran nación. Además, Giammattei tenía experiencia al frente de un país, para lo cual, el tal “Samuel”, no estaba preparado. 

La estrategia del abogado era, relegar los beneficios económicos para los que trabajaran duramente y todos los días; para aquellos que con el sudor de su frente querían construir imperios más grandes y poderosos que el del propio Lord, quien era y debías seguir siendo la máxima autoridad del país, por ende, el ser más poderoso. 

Pero nosotros los vencimos. Todos necesitaban nuestra ayuda, especialmente si no trabajaban, si les gustaba dormir hasta tarde, si les faltaron oportunidades para ir a la escuela y si sus familias son tan numerosas que apenas alcanzan para comer con sueldos muy bajos. 

En el norte del Gran Estado ganó Samuel, pero en el Sur, Giammattei. Siendo como son, influenciados por el Máximo Enemigo, Aridoamérica desertó y se volvió una nación independiente. Nos declararon la guerra, porque ellos son así, pero como aquí odiamos la violencia (No solo eso. Nos produce asco y deshonra a nuestra madres y abuelas) le cedimos el territorio sin pelea. Su carne de primera no puede competir con nuestro grano y cosecha, que no lastima a ningún ser vivo. 

Aridoamérica, controlada por el fascismo y la tecnología, que no ha hecho más que drenar las almas de sus habitantes, ha visto crecimiento exponencial y la pobreza esta casi erradicada, pero son infelices. Critican nuestra nación, dicen que es pobre, pero todos comen una vez al día por lo menos. Nuestro pueblo sabio solo necesita comida. Los lujos son para los fifis, cuya alma no sirve para nada. Ellos desean vivir aquí, pero como no pensamos como ellos y no aceptaran jamás la derrota, prefieren sobrevivir en esa tierra vacía de oportunidades. 

Como era de suponer, los carteles y capos de la droga se quedaron en Aridoamérica. Alla hay dinero, vicio, drogas, prostitución, apuestas y poder. Su más grande motor, será su ruina y cuando caigan, los recibiremos con los brazos abiertos. No somos rencorosos. El pueblo siempre será pueblo. 

Ellos tienen aviones y cientos de aeropuertos, pero nuestros hermosos trenes nos conectan a todas partes. Los problemas del resto del mundo no son importantes. ¿Para qué preocuparnos por el precio de una moneda que no usamos? ¿En que nos afecta la expansión de un gobierno asiático que está del otro lado del mar? ¿Por qué gastar millones asistir a cumbres internacionales si podemos resolver los problemas aquí y ahora? 

Giammattei fue el mejor presidente que pudimos tener. Propuso la ley Suprema. Se dio cuenta de que el territorio era demasiado para ser controlado por un presidente, especialmente uno sin tanta experiencia como el mismo, por lo cual decretó, con el apoyo del 90% de la población (el 10% restante eran medios liberales, controlados por aridoamericanos para quedarse con los recursos más importantes del país y quitarnos nuestra paz) que el Lord AMLO se volviera Gobernante Vitalicio de AMLOerica Latina. 

Después de este gran movimiento político, otro país se anexó para hacer crecer nuestra extensión. Los hondureños que habíamos apoyado, ahora se volvieron AMLOericanos y su territorio se juntó al nuestro. Meses después, Salvador, Honduras y Nicaragua se unían a esta gran marcha. 

El territorio federal creció exponencialmente hasta abarcar Belice, Chile, Ecuador, Colombia, Costa Rica y Venezuela. Cuando nuestro Lord viajó para negociar con Brasil no se llegó a ningún acuerdo. La principal queja era que el español que se habla en Brasil, no era el correcto, por lo cual, no era importante su participación en nuestro gobierno. 

Los argentinos fueron tajantes al prohibir la entrada de nuestros embajadores, incluso a nuestro Lord, por ende, habían sido comprados por los grandes corruptos de Máximo Enemigo o se habían coludido con Aridoamérica para frenar nuestro desarrollo, pero era lo mejor. El clima no es el propicio para nuestra gente, por lo cual, no sería conveniente anexarlos. 

Somos un país joven, pero, si hemos prosperado, es por la gran lucha que libra nuestro Lord cada día para mantenernos libres, alejados de las mentiras del internet, alejados de los medios que desprestigian este gran gobierno, sordos ante las calumnias y las supuestas crisis que azotan al mundo globalizado. Cuando todos caigan, nosotros sobreviviremos, porque no tenemos injerencia en el orden mundial, no tenemos partido. Solo vemos por los pobres... somos muchos pobres y a pesar de todo, los pobres siempre hemos sobrevivido.  

La historia nos da la razón. En vez de menguar, los pobres aumentamos siglo con siglo, pero nunca habíamos tenido un líder que nos dieran tanto, pidiendo tan poco. 

Por tu seguridad, recuerda, no soportamos la violencia; no soportamos las calumnias y no te puedes meter con Lord AMLO. Siempre debes tener presente, que, si no eres pobre, estas en nuestra contra. 

Publicado la semana 46. 17/11/2019
Etiquetas
Himno Nacional Mexicano, El Tri, Serj Tankian , Antes de que sea demasiado tarde
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
46
Ranking
0 62 3