03
John Charlestein

Bola de Pintura

“Veo qué tiene un excelente curriculum, la experiencia necesaria y todo lo que hemos buscado para esta vacante señor Ruther. Pero hay algo qué no acabo de entender y espero me lo pueda explicar”.

“Hare lo posible señorita Spiegel”.

“Nosotros somos una empresa que fabrica electrodomésticos y usted ha dedicado su vida entera al paintball. O cómo le llaman en otras partes, gotcha. ¿Por qué, si tenía una carrera tan sólida, cambiaría a un giro tan aburrido?”

“¿Aburrido? Vaya forma de hablar de su empresa y su sector. Quiero expandir mis horizontes y mi experiencia profesional. Es todo.”

“Seamos honestos señor. Más de una vez he pensado en desertar de este ambiente tan pesado, competitivo, monótono, seco, frío y hostil, pero tengo tres menores de edad y una mujer mayor a mi cargo. Dejar mi posición privilegiada sería muy arriesgado a mi edad. Y usted, qué casi se me empareja en años, deja una vida emocionante por un trabajo de lo más ordinario… no termino de comprender”

“Tengo mis motivos”

“Sus motivos determinaran si se queda o no con nosotros señor. No sé si necesite el dinero o no; pero negarse a hablar de esto puede perjudicar su ingreso. ¿Me comprende?

“Ya veo. Preferiría no hablar de esto, pero necesito distraer mi mente y dejar descansar a mi esposa al menos 10 horas todos los días…”

“¿Entonces…?”

“Le contare: Usted lo ha dicho. La vida de un jugador de paintball qué después de hacerse campeón de liga, gana premios y se convierte en portavoz de una de las mejores plantas fabricantes de pistolas de paintball es muy emocionante. Tenía un trabajo de ensueño. Todos los días era un gusto ir a trabajar, hasta qué sucedió una tragedia”

“Cuénteme…”

“Fuimos a realizar una demostración de un producto nuevo, con algunos medios de comunicación y personal de la marca e invitados limitados. Pude negociar un espacio para mi sobrina, qué venía de vacaciones después de haber estudiado en Taipéi por un tiempo largo. Era mi adoración. Un recuerdo muy grato de mi hermano fallecido y me recordaba tanto a él…”

 “Todo salió a pedir de boca. Después de la demostración, decidimos jugar una partida con los que se quedaron. Insistí en jugar en el equipo de ella, pero siendo cómo todos en la familia, no quería tener ninguna ventaja y demostrar qué ella podía sola. Todo por una apuesta estúpida”

 

“¿Apuesta?”

“Lo típico. El qué pierda paga la cena o una estupidez así. Prosigo; Siendo un experto cómo soy, mi equipo obtuvo rápido una ventaja, aunque claro, yo procure no dispararle a mi sobrina más de una vez… y en el calor del juego… a punto de ganar…”

“¿Qué sucedió?”

“Ella perdió y mientras salía del campo yo me alce y…”

“Disparó ¿verdad?”

“Sí. Certero a la cabeza. Ella se sentía incómoda con la careta y mientras salía del campo, se la quitó y la bala golpeó directamente su sien. Cayó inconsciente. Hicimos todo por trasladarla a un hospital lo más rápido, pero todo se complicó. Murió ese mismo día. Yo tuve que dar la noticia a la familia. El funeral fue una pesadilla. ¿Cómo reaccionas si eres el asesino de tu propia sobrina mientras trabajabas?”

“Entonces ¿la empresa…?”

“Se lavó las manos. Me dieron tiempo para pensar pero no fue suficiente. Convivir con esas armas qué tanta diversión me habían traído… tanto goce y satisfacción en mi vida profesional, ahora me daba nauseas. Sufrí  ataques de pánico, estrés además de la culpa… a pesar de qué se había silenciado la información del incidente, el rumor se esparció y antes de verme humillado, decidí renunciar”

“Ya veo”

“Con mi familia no fue diferente. Me veían con mucho odio y con mucho rencor. Entendían qué fue un accidente, pero es de esos accidentes qué no tienen vuelta atrás. Por eso cambie mi residencia. Mi esposa y yo hemos vivido de mi indemnización y del seguro del accidente, pero ella está en una crisis nerviosa por qué no me soporta, además esta ciudad es muy cara y no podemos darnos ciertos lujos qué teníamos impuestos… por eso, esta es mi oportunidad para no perder lo qué me queda… entonces dígame por favor… ¿Tengo el trabajo?”

Publicado la semana 3. 14/01/2019
Etiquetas
Stephen King
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
03
Ranking
0 197 4