13
John Charlestein

Los Gordos

Con sentimientos distintos, todos iban en camino 

Algunos contentos por instinto. Otros esperaban solitos 

Antes de la gran emoción, una pareja se vio separada. 

La falta de comunicación, casi arruino la velada. 

 

Al fin todos juntos, sentados en una mesa 

Pedían jugos de frutos, después de la larga jaqueca. 

El primer mesero del día no se hizo esperar 

Alitas y boneless pedían, Pero ¿Cuánto se iban a tardar? 

 

Sorprendidos todos, vieron la mesa repleta, 

con sus órdenes listas y todas juntas completas. 

“Provecho” desearon todos, para empezar a engullir. 

Pidiendo directo al mesero “Lo mismo para repetir”. 

 

“¿Esto es una competencia?” Preguntó uno con descaro. 

“Díganme que no es cierto. Quiero comer relajado” 

Cambiando de aires un poco, optaron por hamburguesitas 

Asustando el chef dijo: “Me dejaran sin alitas” 

 

Desafiando sus estómagos, mandó una charola completa 

De ricos manjares de carne, cubiertos de pan de primera 

El mesero sorprendido, recogió limpio aquel plato 

No sin antes asustarse al levantar otro encargo. 

 

De nuevo una bomba, directo cayó en la mesa 

Ahora bañadas en salsa, de alitas otra bandeja 

Con mucha hambre, seguían masticando 

La comida poco a poco se venía acabando. 

 

Apenas moviéndose quisieron parar. 

Unos cuantos alimentos iban a dejar. 

Uno de ellos, gallardo como el solo 

Dijo “Yo no me rindo hasta ver de mi estomago el fondo” 

 

Mareado, llenos y muy sonrientes, 

esos gordos bellos ya no son exigentes. 

Viva la bella amistad de ese grupo de gorditos 

Que no buscan cantidad, solo pasar tiempo juntitos. 

Publicado la semana 13. 27/03/2019
Etiquetas
Dedicaselo a una amistad , Poesía Libre sin métrica
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
13
Ranking
2 109 0