07
ita

Requiem para un alacrán

Despierto, mis piernas parecen lejanas y anónimas desde las paredes de vidrio, no es que me falte el aire lo que me falta es el horizonte, o el borde de las rocas cortándolo, es este vivir en círculos… alzo mis manos, me volteo y veo mi aguijón ahí eternamente inútil asomado en mi espalda, con su destino trunco y estéril entre vidrios. Veo el mundo tristemente silencioso desde la campana de cristal que es a la vez cárcel y vidriera. Noto por fin que sobreviene el fin de mis instintos, de mi habitar vano en este mundo, percibo a mi prisión injusta como el modo de defenderme de la intrusión humana y ansío no ya el mundo fuera del frasco, sino liberarme, que el aguijón mude en alas… siento en el aire estático caer mis pinzas como plomo, y vuelo, ya sin alas, ya sin tiempo… libre

Publicado la semana 7. 13/02/2019
Etiquetas
violines tristes , mi conciencia , mirando el frasco
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
07
Ranking
1 96 1