01
Guadalupe del futuro

Una ciudad se quemó anoche

Una ciudad se quemó anoche. Se encontraba sitiada entre los pastizales que ardían frente a la indiferencia de la gente. El gobierno en ésta época está de vacaciones. La intensidad de las llamas no pudo llamar la atención de los medios nacionales, todo quedó en el olvido. Sólo lo recuerdan los habitantes.

La Adela, en la provincia de La Pampa, región de malones y de avanzadas militares, siempre fue desconocida. Salvo por aquellos incidentes con seres de otro mundo, que según dicen los pobladores, deambulan por la región como vecinos de un barrio cercano. Las desapariciones, abducciones, animales desfigurados con los medios más desconocidos por sofisticados son moneda corriente entre los chacareros, las comunidades menonitas y los estudiantes que viajan a casa los fines de semana largos a visitar a la familia y comer comida de mamá.

Entre los pocos ayudantes que aparecieron a combatir las llamas estaba ella. Se había presentado en el destacamento de Pedro Luro muy temprano. Le dijeron que iba a ser una jornada larga, había mucho trabajo por hacer. Pero nunca se imaginó el tamaño de la situación. Columnas y columnas rojas  se desplazaban sin parar por los campos arrasando con todo: sembradíos, animales, cotos de caza, pastizales secos que alimentaban la cascada de calor. Manos a la obra. El agua, insuficiente. Los cuerpos danzantes, escasos. Tras horas y horas de batalla, la rendición, el sueño, el hambre hicieron de las suyas. Alguien la suplió en la tarea. El contrafuego no funcionó. Ella se quedó pensando en el riesgo real, en ese riesgo que significa que los propios estén en peligro. Sus hijos estaban en casa de su madre. El nido mayor, y una llamada oportuna. “Todos están bien, no te preocupes. Es más nosotros estamos más preocupados por vos”. “Yo estoy bien mamá, pero nunca me había tocado ver semejante desastre. Les mando un beso, yo creo que regreso hasta mañana.”

Y el sueño rendidor, ese que deja desplomado a cualquiera en cualquier lugar. Ese sueño, que más que reparador es de tregua, por favor, ya basta, no puedo más, déjenme ese momento conmigo, para poder seguir.

El noticiero América 24 en su edición de las 19:00 horas registra al aire una de las fotografías que prontamente, por sugerencia de Twitter y por el amarillismo de la sociedad termina convirtiéndose en Trending Topic. Busco en Google: Incendios forestales en el sur de Argentina + Foto + Bombera. Leo en  el diario Clarín “La foto de la bombera que se hizo viral.” Luciana Rizzo me dicen, pero ni de este planeta soy. Estos humanos son muy crédulos…

 

Publicado la semana 1. 02/01/2019
Etiquetas
La realidad , En el bar , Palabra sobre palabra
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
01
Ranking
0 137 2