05
Gonzalo J. Moreno

Supermercados Día% : Amor y ahorro

Me halaga y autoenaltece decir que Supermercados Día% es mi musa inspiradora (una de ellas al menos). Para quienes padecen de conocerme y frecuentarme desde hace años esto no es ninguna sorpresa. Mi fascinación con esta hermosa cadena de supermercados se remonta a tiempos antiguos. Soy de Florida, uno de los barrios en donde primero apareció un supermercado Día%, no podría precisar con exactitud el año, pero me refiero a cuando la tipografía de su logo era aún más espantosa que la actual; y su paradigma nada forzado de “supermercado de ahorro” recién comenzaba a forjarse, entre borrachos que cruzaban de la estación del Belgrano Norte a comprar unos tetras a precio cheap y amas de casa suburbanas que se pegaban una escapada en ojotas y calzas para ir a hacer las compras cuando terminaba la novela de la tarde (que en esos tiempos era de producción ARGENTINA y NO TURCA).

El camino que supo recorrer la marca es largo y sinuoso. Recuerdo que yo era apenas un adolescente de confundida efervescencia hormonal cuando decía cosas como “Voy al Día a comprar” y mis pares (e impares) se me quedaban viendo sin entender de qué les hablaba. El cambio es rotundo, pasaron más de veinte años desde su nacimiento y ya no hay quien desconozca el reinado de Día% en Argentina, un reinado de corona y cetro de cartón pero de excelsa confección. Su proliferación es enorme, es la de Gizmo encadenado y sumergido en un tanque de agua a lo Tusam. Hoy por hoy se calcula que en Buenos Aires hay una sucursal de Supermercados Día% por cada 140 habitantes hispanoparlantes (latinos incluídos).

Una de las cosas que más amo de Día% es su carácter incansable, pionero y visionario. Seamos claros, estamos en presencia de una cadena empresarial adelantada a su época en materia de COBRAR LAS BOLSAS PLÁSTICAS y de exhibir los productos en las góndolas sin sacarlos previamente de sus CAJAS DE CARTÓN, siempre rústicamente abiertas con cutters, tijeras y dientes de dudosa calidad.
Día% introdujo además el término de “CAJERO DÍA” (Cajere Día en la actualidad); concepto algo complejo que refiere a aquellos empleados encargados de cobrar a los clientes y de manejar la caja registradora, y que suelen durar en sus puestos laborales lo que un YOGUR MANFREY en heladera de un supermercado chino. Esto muestra cómo la continua e incesante generación de puestos de trabajo es también un pilar fundamental de la empresa.

Recuerdo que mi amor y mi enamoramiento por Día% se intensificó fuertemente cuando empezaron a surgir de golpe y sin aviso los autodenominados PRODUCTOS DÍA%, que al principio hacían temblar de desconfianza hasta a la mismísima Lita De Lázzari. En esa época comprar productos Día% estaba mal visto por la sociedad toda; eran otros tiempos, otra cultura y otro paradigma social. Quienes nos atrevíamos a agarrar una MANTECA marca Día% recibíamos fuertes miradas de soslayo y un rechazo sutil pero generalizado. Éramos víctimas del llamado un tiempo después “Bullying al ahorro”. Hoy por hoy vemos los avances que supimos conseguir como sociedad; comprar un producto Día% no es sólo una mera cuestión de intento de escape desesperado a la crisis enraizada del país, sino más bien un acto cotidiano imposible de evadir. Estos productos se expandieron hasta horizontes impensados, clara y fehaciente muestra de la versatilidad de la marca. En las góndolas de cualquier sucursal podemos encontrar desde PASTA DE DIENTES Día% hasta SHAMPOO Día% (siendo ambos el exacto mismo producto en envases diferentes). Algunos realmente valen la pena y no tienen nada que envidiarle a las primeras marcas, como las PEPAS de MEMBRILLO, los pañuelitos descartables de “puro papel tissué” (dato aún no chequeado por ningún organismo pertinente), las papas fritas genéricas estilo Pringles o los palitos bombón-helado (hechos 99.9% con productos pasteurizados). Para aquellos de mayor valentía y menor poder adquisitivo quedan esos otros artículos en los que todavía la calidad parece no haber alcanzado su punto máximo, como el PAPEL HIGIÉNICO COMPACTO (no recomendable para personas con cualquier tipo de sensibilidad anal o nalgal), el QUESO CREMA (no recomendable para personas con PAPILAS GUSTATIVAS) o la ya mencionada pasta de dientes (no recomendable para personas).

Día% tiene además su propia revista, “Expertas en ahorro”, que cuesta sólo $25 y afirma con vehemencia traer $500 de descuento en tickets de lo más variados y divertidos, que nos incitan a comprar cosas que no queremos pero que en el fondo tal vez necesitamos (¡¿a quién no le parece genial verse impulsado a preparar unos regios FIDEOS CODITOS con CHOCLO CREMOSO y LECHE CONDENSADA 500grs. para aprovechar los descuentos de la revista?! ¡Todo un desafío!)

El fenómeno de los supermercados Día% no para de crecer y es claro que llegó para quedarse, aun cuando actualmente las cadenas competidoras lanzan sus propios productos (Marca Carrefour, Marca Coto, Marca Vea, Marca Disco, etc), la realidad es que nunca llegarán al nivel egregio de Día%, que trasciende lo meramente comercial y económico para transformarse en un fenómeno sociocultural popular que nos hace afrontar con un poco más de dignidad la POBREZA en la que estamos estancados.

Soy un esperanzado de la vida y creo fervientemente que sólo saldremos airosos de esta crisis impulsándonos a fuerza de TARJETITA CLUB DÍA% en forma de llaverito plástico menemista y TICKETS de descuento impresos en una multifunción marca LILIANA en CALIDAD BORRADOR.

Larga vida a Día%, marca idiosincrática por excelencia de todos aquellos que llevamos una experta en ahorro en el corazón y en el bolsillo.

“En una sociedad que nos educa para el consumo de primeras marcas, comprar productos Día% es una respuesta política.”  
Jimena Monteverde (Cocinera marca Día%, ex participante del Bailando, conductora de “Expertas TV”)

 

Publicado la semana 5. 30/01/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
05
Ranking
1 191 0