40
Gonzalo J. Moreno

Días perdidos

En algún sitio, un lugar espacio temporalmente complejo, calculo, deben estar todos los días que dejé ir. Todos los días que perdí por distraído, por pensar “es sólo un día… ¿qué más da?”. En ese lugar están todos, lo sé; amontonados como sillas de ruedas del PAMI en un galpón de chapas oxidadas, como pasajeros sudados y hastiados en el subte D un día de semana en hora pico, como tensión sexual en cuerpo de un adolescente que interactúa por primera vez con su ser amado, como piezas de juguetito Kinder en su huevito amarillo de plástico. 

Mis días perdidos, si los junto todos... ¿cuántos serán? ¿Serán meses?, ¿serán años?, ¿décadas? Pobres, mis días perdidos; pobre yo, que los perdí sin siquiera llegar a conocerlos. 

En donde sea que estén, les mando un beso y un abrazo, no muy cálido (pues no los conozco), no muy frío (pues sin conocerlos, quisiera haber podido hacerlo). En donde sea que estén, y si con suerte me están viendo o leyendo, les mando el más sincero de mis perdones. Sepan que va acompañado de un profundísimo arrepentimiento.

Publicado la semana 40. 06/10/2019
Etiquetas
ahora
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
40
Ranking
1 20 0