34
Gonzalo J. Moreno

El primer abuso (o El primer amor en contraplano)

Espinoso y viejo como una suculenta
te caías al sofá, mustio y cansado
era tu aprovechar el tiempo de la tormenta
como un asteoride ya casi estrellado

Eras falsa amabilidad
y yo criatura cegada
a quien ofrecías tu plena babosidad
sabiéndome ya totalmente engañada

Llegaste a mí buscando encontrar
la inocencia que da la infancia
para que obedezca sin siquiera chistar
tus múltiples ansias

Y ahí, frente a frente, yo el ardiente verano tropical
tú, el otoño
de pronto tus manos me arrancan el delantal
y sueltan tu corbata de moño

A tus pies, caía tu dentadura postiza
dejando al descubierto tu boca agujereada
tu rancio aroma a ceniza
la imagen perfecta de criatura asustada

Mis manos candorosas acariciaron el cartón corrugado de tu piel
mis labios con miedo recorrieron tu figura de hiel 

Caía hacia atrás tu peluquín reseco
tus brazos me sujetaban firmemente
trémulos tus dedos tan chuecos
me tocaban resueltos como serpientes

Se juntaron nuestros cuerpos, callados
recorría mi sangre un inmenso horror
tu sexo y mi sexo finalmente forzados
¡Estabas abusando de mí!
te habías transformado en un violador.

 

Publicado la semana 34. 25/08/2019
Etiquetas
El primer aburo, El primer amor, abuso, violación
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
34
Ranking
1 57 0