10
Gonzalo J. Moreno

Lo que no ves

Vas por la vida sintiéndote incómodo. Te mirás en el espejo y sentís que esa imagen que te devuelve no es correcta, que no es correcta porque no se adapta a los cánones de belleza tradicional que tenés impuestos en tu cerebro. Pobrecito. Vas por la vida tapándote con varias capas de diversas telas con la inefable ilusión de poder pasar desapercibido.
Caminás con la frente apuntando al suelo y la mirada triste y sombría aunque estés al rayo del sol. Ponés excusas que rozan la inverosimilitud para no salir con tus amigos porque te da verguenza mostrarte; temés que en algún momento de la noche alguien suelte algún comentario sobre tu aspecto físico... y aunque pueda ser un comentario inocente, le temés porque sabés de antemano que ese tipo de comentarios te hieren. Se meten por tus oídos y llegan a un recoveco profundo de tu ser al que no debería tener acceso cualquiera... al que sólo deberías tener acceso vos.
Te armás de una coraza invisible por fuera, porque por dentro sos un budincito falto de horno a punto de desarmarse. Sostenés con fuerza y terquedad que carecés de belleza... ¡Ay! si tan sólo supieras cómo la belleza te acompaña a todos lados como tu sombra... incluso los días nublados, con nieve, con humedad, granizo y rocío. La belleza es eso que llevás con vos y no podés ver.
Vas por la vida vulnerable a las miradas ajenas; y te pido perdón, porque sé que muchas veces mi mirada se posa en vos con más fuerza de la que quisiera, sé que la sentís y que te pesa, no puedo evitarlo. Aunque haga fuerzas por no observarte no logro mantener mi mirada lejos de vos. Quisiera, te juro, arrancarme los ojos con mis manos y prestártelos una tarde para que te veas con ellos. Tal vez así descubrirías por fin a la persona más hermosa del mundo.

Publicado la semana 10. 08/03/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
10
Ranking
2 148 2