05
FJ

El perro Paco y los Risketos

Es tiempo de Sabinas y rockeros, cantando a la amarga derrota con esa suficiencia del que lo sabe todo; románticos, resignados, pero en pie. Porque colegas, la derrota solo es parte del juego, pero si le da por ganar, a la muy zorra, ¡no hay quien le baje los humos! Si gana, la derrota, le cantamos loas tristes y canallas esperando la siguiente parada, resignados, pero en pie. Porque colegas, no está de moda ser valientes. Los valientes la diñan, los cobardes se olvidan. Entonces ¿Qué nos queda, a los que intentamos encontrar cordura en este embrollo?

Quizá el tiempo de los valientes fue nuestro único "demasiado tarde", porque vivimos esa historia como si fuéramos a morir alguno de esos días, como Bruce Willis en Jungla de Cristal, esperando un balazo que nunca llegaba.

Me pone mosca aceptar que mantener al recuerdo como aliado no es un buen plan, porque duele que es una barbaridad, el muy cabrón. Si el recuerdo gana, nos produce una diarrea mental de "matrimonio, cinco hijos y suegra en casa". De esas de ojeras color brillante cucaracha y hombros por las rodillas. Porque colegas, el recuerdo es el cliente espabilado de la melancolía. Y la melancolía, sin paripés, es como comer Risketos. Son malos de cojones, pero los quieres volver a comer. Sí, luego se te queda el alma viscosa y naranja, como el revuelto de cena y copas con el que riega la acera el borracho por la mañana, en su inestimable labor social de concienciación a la chavalería que despierta. Y sí, ¡Tarda horrores en limpiarse! El naranja es el color de la melancolía.

Definitivamente quisimos aprender a besarnos despacio en el tiempo de las prisas, colapsando nuestros sentidos mientras los pesetas no dejaban de subir clientes y recomendar puticlubs. Porque colegas, los amores en las trincheras son la bomba, pero claro, matan por onda expansiva a los cobardes. Sufres una abrasión de la hostia, de esas que te queman hasta el apetito cuando explotan, y te conviertes en el Freddy del barrio con tu cara chamuscada. ¡Y nosotros creyéndonos tan listos con esos besos de película tras cristaleras con vaho! Así que colegas, nunca volváis al lugar donde habéis sido felices, por aquello de los Risketos.

Publicado la semana 5. 28/01/2019
Etiquetas
Rock, Sabina, Los Suaves, Los Secretos , Madrid castizo, El guardián entre el centeno , melancolía , Risketos, Movida
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
05
Ranking
0 91 0