43
FJ

Otoño

La vida pasa, y yo despierto,
la vida sigue y no me arrepiento,
la vida fluye, de vivir intenso.

Los verdes ríos, esperan al alba;
claro de bosque, hueco en mi alma;
los verdes pinos, ansiada calma.

La lluvia llueve, gotas de ayer,
la lluvia cala, como moraleja de cuento,
la lluvia seca, sin momentos que beber,
la lluvia quema, experiencia, no escarmiento.

Madura el otoño, y yo viviendo,
lento e intenso, tiempo siniestro;
invierno paciente, en la sala de espera,
otoño joven, con la muerte por montera.

Se cae el otoño, y yo viviendo,
pueril o inconsciente, el estado es riendo.

Primavera en la mesa, flores sin sol,
pájaro con ruedas, mi vida es su olor.

El otoño muere, ¡qué viva el invierno!
el otoño muere, y yo viviendo,
interfecto otoño, disfrutaste sin dueño.

La vida pasa, y yo viviendo,
la vida sigue de vivir intenso.

La vida es, blanca y moteada,
claro de bosque, espera mi llegada.

Publicado la semana 43. 22/10/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
43
Ranking
0 56 0