17
F.A. Andrade

Pasajera eternidad de una musa terrenal

En la angustiosa víspera nocturna

componen musas con sus liras de antaño.

En el callar de mortales y rebaños

quizás no es mi corazón el que procuras.

 

Y en su cruenta danza taciturna

tal perspectiva ilusaria es un pasado,

indigno sueño de verano,abandonado,

de tormentos que en un insomnio abundan.

 

Muchacha que sonríe eternamente,

Cuando la estela de tu presencia se desvanezca,

y el aire muera, sofocado, ante tu ausencia,

la noche tenderá su manto sobre un reino inexistente.

 

¡Canta melodías que ningún mortal jamás soñó!

Detén el verso indiferente, detén palabras inocentes

Detén todo residuo de angustia que este corazón apañó.

 

¡Mírame otra noche y desnúdame en el alma!

Con la trémula y silenciosa luz

que escapa en tus pupilas,

Acalla aquellas voces

como el crepúsculo al mar en calma.

Recuérdame que eres tú,

qué es un sueño, y qué es la vida.

 

En la angustiosa víspera nocturna

compones quimeras eternas y utopías.

Y en el callar de dioses y elegías

Un mortal es perpetua poesía.

 

 

 

 

 

Publicado la semana 17. 28/04/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
17
Ranking
0 398 0