27
esKaleno

Obsolescencia Programada

La entidad energética de alta eficiencia Pta Z, irrumpió en el Congreso Extraordinario del Décimo Eón de Entidades Mixtas ordenando a todas las presentes que se fundieran a negro, excepto Fiv E3, entidad lumínica verdosa con longitud de onda media de 555 nanómetros. Como corresponde a entidades secundarias, obedecieron sin emitir ni un destello. Fiv E3 permaneció en el mismo sitio un tanto nerviosa a la espera de una orden específica.

─Pare usted quieta ─le espetó Pta Z─, que va a acabar causándome interferencias.

─Sí, ahora mismo, Su Entidad Energética de Alta Eficiencia...

─Fiv E3, ¿cuántas veces tengo que repetirle que relaje el tratamiento? ─interrogó la entidad energética comenzando a recalentar el entorno.

─Pues

─Déjelo, era pura retórica ─Pta Z, recordó nuevamente por qué no solía tratar con entidades luminosas─. He venido a que usted me aclare definitivamente lo que ocurre con ese plantetita periférico de la galaxia XX”2@2”XX, del que usted es supervisora.

─Mmm ─Fiv E3 simuló reflexionar─. Sin duda se refiere usted a la Tierra de la Vía Láctea.

─Sin duda, porque que yo sepa, usted no supervisa ningún otro lugar ─la transmisión casi eléctrica de Pta Z, delataba que iba perdiendo la paciencia─. Sabe que no me agrada que use usted esa nomenclatura chabacana. Debería tomar distancia de los objetos de su observación.

─Oh, disculpe señora, así lo haré a partir de ahora.

─A lo que íbamos. Las entidades corpóreas dominantes del planeta y que han alcanzado un grado mínimo de inteligencia, están empezando a desmadrarse, según tengo entendido ─Pta Z no ocultaba su preocupación─. Esta es una situación que hay que atajar.

─Bueno, no es que yo quiera contradecirla ─Fiv E3 fue consciente de que así empezaba mal─, pero no sé yo si sería necesaria acción alguna por nuestra parte.

─Explíquese...

─Es cierto que han tenido un desarrollo rápido y escandaloso, son casi ocho mil millones de seres humanos. Es cierto también que su intelecto se ha estancado en una fase digamos muy por debajo de la esperada, causando así desajustes importantes en la vida del resto de seres corpóreos y no corpóreos del planeta y entorno ─Fiv E3 que estaba dispuesta a un alarde como experta antropóloga, se frenó ante la creciente impaciencia de Pta Z─. Pero todo esto está pronto a terminar.

─Concrete.

─Pues que con su potencial autodestructivo, podemos afirmar que tienen fecha de caducidad y bastante próxima además. Yo diría que en menos de quinientos de sus años ya no estarán.

─¿Quinientos de sus años? ─Pta Z desesperaba─ ¿Es que usted no puede manifestarse de forma inteligible?

─Aproximadamente una milésima parte de un deci-eón. Prácticamente inminente.

─¿Y con qué consecuencias?

─Oh, casi inapreciables ─a Fiv E3 le divertía constatar la ignorancia en ciertos aspectos materiales de las entidades puras; era mucho más enriquecedor ser de naturaleza ondulatoria y particulada a la vez─. El pequeño sistema estelar al que pertenece la Tierra o, disculpe, el planeta AZ-199875, es versátil y seguramente se regenerará aunque la desaparición humana sea de carácter catastrófico. En todo caso, lo peor que podría ocurrir, la destrucción del sistema completo, apenas afectaría a la galaxia y mucho menos al resto del universo.

─Bien. La emplazo para seguir informando dentro de una centi-era. En caso de que sus predicciones no se hayan cumplido, tenga usted muy claro que intervendremos.

Sin mediar otra comunicación, la entidad energética Pta Z, desapareció. Fiv E3 permaneció unos instantes más, pensativa pero risueña. Centelleó en verde intenso y salió en misión de observación hacia la Tierra intentando desterrar de su pensamiento el desastre que sería que entidades materiales de carácter infeccioso, como los humanos, no se autodestruyeran concluido su plazo.


 

Publicado la semana 27. 07/07/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
27
Ranking
0 94 0