31
Erika Prado

Taganero

Taganero* 

Chingados chamacos. Abrieron mi blusa cuando estaba acostada en mi hamaca, dormía profundo, me repapaloteaba mero la boca. Me despertó mi ronquido. Mientras, gusto de todos esos escuincles que planeando travesura nomás andaban. 

Bajé mi pie, para mecerme, y fue cuando vi mi blusa abierta.

–¡Ay nana Dios! taganero vino a jugar con mi cuerpo y yo ni en cuenta –dije entre mí. Me voy levantando y mi trenza estaba enredada en los hilos de la hamaca, ¡Ay! pero jalón de greñas que me metí. 

 

Rajaban su alma esos chamacos de risa, como sabían que estaba amarrada y solo abrieron mi blusa para que me levantara rápido, pues carcajadas de ellos y gritadera mía cerrando el puño en el aire.

–Deja que anden cerca de mí, cabrones –amenacé– ¡Plá! En su cara cuando menos sientan. 

 

Fin.

 

* Taga´na´. Significa señor que toca o señor mapache en Zapoteco, lengua mesoamericana procedente del estado de Oaxaca, México. 

Taganero. Taga´na´[Zapoteco] + ero [Español], sufijo que se le agrega a los oficios. Se le llamaba taganero al hombre que manoseaba a las mujeres al dormir en las hamacas, en los patios de las casas debido a las altas temperaturas. Se dice que después de hacerlo, el hombre no dejaba de olerse las manos, como mapache.  

Publicado la semana 31. 03/08/2019
Etiquetas
Pueblos, Oaxaca, Zapoteco , Cuando quieras leer y aprender algo nuevo
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
31
Ranking
0 71 0