27
DanielHR

Superación

Aulló como un lobo solitario cuando llegó a la cima. Gritó, bailó... En aquel momento no importaba nada.

Al rato, sacó la radio de la mochila y llamó a su mujer.

–Lo conseguí, cariño. Los guías me esperan al pie de la montaña. Esta tarde iniciaré el descenso. Vuelvo a casa.

Gracias a aquella prueba, supo que le había golpeado en todos los morros a la Muerte. Ya podían encerrarle en un hospital para que le trataran por fin de aquel tumor cerebral. Por primera vez en mucho tiempo, no sintió ningún miedo hacia lo que pudiera depararle el porvenir.

Publicado la semana 79. 05/07/2020
Etiquetas
Enfermedad, Montaña, Escalada
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
II
Semana
27
Ranking
0 102 0