28
DanielHR

Puesto fronterizo

>>Nos dijeron que vendrían en oleadas, que rebasarían los puestos fronterizos, que se quedarían con todo... No podíamos permanecer impasibles. Teníamos que actuar.

>>Yo todavía puedo hacer algo. Se lo debo a mis compatriotas. Se lo debo a mi país. Caiga quien caiga.>>

En ese momento, López disparó su arma reglamentaria contra aquellos chicanos que trataban de cruzar la frontera.

–Dos ratas muertas. Repito: dos ratas muertas. Corto y cierro –informó por radio a sus compañeros de patrulla.

Satisfecho, se subió a su Jeep y siguió con la ronda. Poco le importaba que acabara de volarle la cabeza a su hermano Francisco. El día que consiguió la nacionalidad, supo que su antigua vida había terminado.

Publicado la semana 28. 08/07/2019
Etiquetas
Racismo, Frontera, Inmigración
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
28
Ranking
0 19 0