22
DanielHR

La Creación

Apenas había retirado mi mano de las suyas cuando comprendí el terrible futuro que me esperaba a su lado. En sus ojos no había amor, piedad, constancia o cualquier rasgo atribuible a un dios, sino soberbia, rencor, condescendencia y un insoportable paternalismo que haría perder los estribos al más paciente de sus profetas. Así las cosas, era de esperar que tarde o temprano terminara echándonos a Eva y a mí del Paraíso.

Publicado la semana 22. 27/05/2019
Etiquetas
Dios, Adán, Paraíso
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
22
Ranking
0 30 0