02
DanielHR

Un caso de voyeurismo

–¡Vamos, señor! ¡Déjelo ya!
–¡Lárgate, no me molestes! –contestó el otro ajustando la lente del telescopio–. Llevo toda la mañana esperando a que esa tía se quite la camiseta. Ni se te ocurra fastidiarme la fiesta con tus sermones... ¡Desnúdate de una vez, guarra!
–Por favor, señor...
–¡Que te calles! ¿Ahora me vas a decir cómo debo de hacer mi trabajo? ¡Esfúmate!... ¡Eso es, nena, quítate las bragas despacito!
Gabriel salió del despacho de Dios muy irritado. Antes de abandonar la habitación, le echó un último vistazo a su jefe y murmuró:
–Viejo pervertido...

Publicado la semana 2. 07/01/2019
Etiquetas
Microrrelatos, Dios, Sexo
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
02
Ranking
0 249 10