49
Chesquín

52 golpes

En cincuenta y dos golpes quiero escribir
la historia de éste dos mil diecinueve,
y se atraviesan mi infancia y mis sueños,
aquellos momentos no quieren partir.

Entonces asoma mi voz de niño,
la breve inocencia de mi caminar,
y me doy cuenta a través de los años
que todo ha sido sueños y nada más.

Aquella primavera fue fecunda,
fui el personaje de un verano intenso,
en cada paso tomaba la fruta,
la flor, el cactus que asomó a mi senda.

En este otoño lleno de palabras
anoto un día más en mi aventura.

Publicado la semana 49. 08/12/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
49
Ranking
0 260 0