36
Chesquín

Ya no importa la tormenta.

Ya no importa la tormenta,
si llega o no,
o si pasa de lado.

Se ve lejana,
se escucha distante, 
parece que ahora ella,
la tormenta, 
me observa.

Y es que antes
cuando llegaba, 
agradecía al Creador
por su presencia.
Eran tardes de estruendos,
que me hacían compañía.
Eran noches de diluvio
que apagaban 
mis pensamientos.

No, 
ya no hace falta,
ya no importa.
Ahora los tiempos 
son perfectos.

La lluvia 
se ha quedado afuera.

Publicado la semana 36. 06/09/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
36
Ranking
1 81 0