01
Andbenedetti

Si el amor fuera eso que nos cuentan.

Nos cuentan tantas historias sobre el amor, que ahora mismo la realidad sobre el amor se volvió leyenda, una leyenda incierta y cubierta de miedos terribles  que encierran la absurda leyenda que todos creen, es la verdad. Paradójico o irónico, no importa, porque asi lo vivimos, vivimos de aquello que nos cuentan y han contado sobre el amor, porque somos incapaces de sentirlo realmente. 

Pero hoy no les diré, lo que es el amor realmente, porque presiento que ya todos lo sabemos, solo que por practicidad lo ignoramos, lo enviamos a un rincón, preferimos quedarnos con las leyendas que consideramos reales: las mariposas en el estomago, la sensación de vacio cuando esa persona no está, las ganas suicidas de fundirnos en ese otro,  olvidando todo lo que somos, porque creemos que el apego es amor verdadero, que la ansiedad es amor verdadero, pero ¿Si el amor fuera como nos cuentan? ¿Sería amor? Seguramente estaríamos mas cerca de un psiquiátrico que de un altar, mas al borde del abismo que de la cima que pretendemos alcanzar cuando nos sentirnos enamorados, tal vez nos casariamos para deshacernos de nuestra pareja unos cuantos meses después y terminar solos, pagando por momentos efímeros de placer mientras la soledad se alimenta y crece en las sombras de una sociedad vacia, que nos dice que el amor es eso nos destruye pero por lo que vale la pena ser destruidos. 

Yo quiero amar sin destruirme, sin lanzarme al vacio, sin sentir mariposas, ni ansiedades, me basta y me sobra con mis problema, como para  hacerme cargo de los problemas ajenos, no quiero desesperarme por una llamada, un mensaje, no quiero perseguir a nadie entre los laberintos infinitos de la internet, no quiero obsesionarme, no quiero arrastrarme, no quiero ir y venir como un zombie rogando cariño por las esquinas, porque ya he estado ahí, me he parado al borde del abismo y me he lanzado diez, cien, mil veces, justo para descubrir que aun puedo caer más abajo. 

Quiero que mi pareja crezca conmigo o sin mi, que sea un buen recuerdo para los días de soledad y un buen amante para los dias de frio, que me enseñe y que yo le pueda enseñar, que soñemos juntos aunque no soñemos lo mismo, que sea libre de salir y explorar el mundo, de ser feliz y que al volver, me comparta esa felicidad, no quiero apegos que me hagan odiar a quien una vez amé, no quiero celos enfermizos, ni comentarios psicópatas, no quiero falsas promesas, cenas pomposas, fotos y selfies, no quiero,  no me interesa, no haré de mi vida un escenario en el que por fuerza tendré que alimentar al público siembre hambriento de morbo. 

 

Publicado la semana 1. 01/01/2019
Etiquetas
En cualquier momento , Amor, loco, libertad
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
01
Ranking
0 141 0