36
Alejandro P. Drallny

Billie

 

Billie Holiday cantaba Fruto Extraño

con una magnolia prendida en el pelo, 

y una luz cenital que le daba un halo

de irrealidad, como una estampa.

 

Es extraño pensar que el magnetismo

que Billie generaba, lo causaba

una canción, amarga y triste, sobre

los linchamientos en América.

 

Y sin embargo, su encanto es persistente.

Y también es terrible: hoy quizás no cuelguen

al viento, de los álamos,  los cuerpos

para que los cuervos piquen.

 

Ni eso necesitan. Apenas basta ser negro

para que te disparen por la espalda.

 

Publicado la semana 88. 31/08/2020
Etiquetas
Strange Fruit https://youtu.be/-_R8xxeMFEU
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
II
Semana
36
Ranking
0 98 0