30
Alejandro P. Drallny

Juventud.

Hubo un tiempo que el mundo era joven

y éramos felices en la melancolía

de una niñez cercana. No sabíamos

del tiempo y añorar era un ejercicio

de sentires por venir. Contar el tiempo 

es ahora contar remedios en un pastillero.

 

Mirando hacia atrás se extraña la atemporalidad

del jóven. Tenemos pocos días por venir

comparados a los pasados. Añorar es ahora

saber que no volverán los mejores momentos.

Y entonces no sabíamos que aquello era ser joven:

despertarse sin dolores ni resacas, listos para todo.

 

Publicado la semana 82. 23/07/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
II
Semana
30
Ranking
0 118 0