23
Alejandro P. Drallny

Elegía.

Entre el encierro y el desasosiego

transcurren estos días. Abrazamos

la idea de que pronto pasará, y es

cierto: en algún momento miraremos

atrás y diremos “se acuerdan cuando”....

 

Pero no será para todos. Hoy, esta

misma tarde, me avisaron que una

chica de veinticuatro años se mató.

Fue mi alumna, conocía a su familia,

llevo horas pensando en ella.

 

Pienso en la joven Ofelia, pienso en

su hermano Laertes reclamando los ritos

que se le negaban. Hoy estamos igual.

Ni siquiera podemos despedir a los muertos,

ni abrazar a los dolientes. Alás poor Yorick

 

Mariana me pide que deje el teléfono,

que ya no puedo hacer nada, y es cierto.

Nada nos quedará a los vivos sino

preguntas que no responderemos.

Después de todo, ¿que otra promesa 

 

tenemos por cierta más que "polvo eres"?

Es de noche, y la casa sigue su rutina,

como en todas las demás, empezaremos

a hacer sonar cacerolas y cubiertos

y sentiremos que la normalidad vuelve.

 

Pero no será para todos. Igual que 

Leónidas, algunos cenarán en el 

inframundo, o como Polonio serán

cenados. Y las preguntas que nos

quedan de a poco se irán diluyendo,

 

haciendo lugar a otras preguntas, otras 

urgencias, otros dolores y alegrías.

Y lo poco que sabemos de nuestras

vidas no nos sirve, porque no fuimos ella.

Porque a los veinticuatro éramos felices.

 

Publicado la semana 75. 01/06/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
II
Semana
23
Ranking
0 63 0