36
Alejandro P. Drallny

Nocturno nº8

I

Debajo de la piel están los músculos

y más abajo aún bailan mis huesos,

haciendo una extraña música de ruidos

celebrando que llego a los cincuenta.

 

Ya no seré más joven ni tendré otra vez

el tiempo por delante. Y no habrá para mí

oportunidades infinitas. Ni noches en el pasto

esperando el paso de un cometa.

 

Y sin embargo no extraño la niñez: 

se me hace ajena, como mirada 

en una pantalla de cine. Como si fuera

la vida de otro. No la mía.

 

II

A los ocho años volvía solo a casa.

Era la tarde, y salía de clases.

Delante de mí, una vieja muy pequeña

caminaba, arrastrando los pies.

 

No vi más que sus piernas, flacas,

sucias, con las medias rotas y corridas,

parecía que la carne y la piel se desprendían

y caían en rollos hacia abajo.

 

No recuerdo más. Tan solo el asco.

Me inquietaba la visión del abandono,

la pobreza, la indolencia, la mugre. 

Sin embargo, esa imagen me persigue.

 

III

Años después he visto muchas cosas,

sino cometas, hambre, maldad,

una pequeña guerra, motines, broncas

y saqueos. También amores

 

y sin embargo aquellas piernas flacas

sucias y magulladas se me aparecen

de cuando en vez, para mostrarme

la vejez y el abandono.

 

Publicado la semana 36. 03/09/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
36
Ranking
1 33 0