49
Alejandro P. Drallny

Cansancio

La cabeza cae sobre la almohada 

pero el sueño no llega. El cuerpo

duele. El pensamiento se acelera.

Llega el momento en que la noche

no es más un momento mágico del día

sino una duda, quizás una amenaza.

El insomnio no es un enemigo.

Tampoco es compañía. Es la  

constatación del cansancio y de la edad,

igual que el ruído de los huesos,

o la presbicia. Solo queda acomodarse

y mirar el techo o el piso, esperando

que el sueño nos abrace y nos acune.

 

Publicado la semana 101. 03/12/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
II
Semana
49
Ranking
0 68 0