07
AldoV

Uno

"Uno" es Yo en tercera persona.
Uno dice "Uno" refiriéndose a otro, o a una multitud, mientras se señala. 
Uno busca lleno de esperanzas el camino que los sueños etcétera: es un Uno que se sobrelleva, con discreta responsabilidad, a medias asumiendo identidad. 
Y, uno es así, dice uno; la carne es débil... Miente: la carne es fuerte; lo que es débil es la voluntad. Y el uno que aparece como otro no se hace cargo y expía la culpa en el mismo gesto, de confesarse y señalarse como ajeno, cual habiendo sido invadido por alguien que lleva el mismo nombre e igual biografía.
O uno no es nadie o es todos, u otra cosa: un uno univoco y celestial, y el lenguaje no se expide con convicción.
Aceptando que el lenguaje se estructura como inconsciente, bien podríamos pensar que si ya ni en lo inconsciente podemos confiar, por impreciso o por pacato, por poco dado a describirse, poco margen queda para lo consciente, ese vertedero de poca monta y escaso logro.
Dispuestas así las opciones, no le corresponde a uno –que, al cabo, es nadie y todos u otra cosa– elegir. Y, por si acaso y por ende, nos quedamos con la elocuencia de lo inevitable. Las gozosas consecuencias de lo inevitado, que se llaman de otros modos. Lo que sucede. 
Esto involucra a las vacas que mugían, y a la nieve y los pastos, a las flores y al perro que ladra, a una tarde en una plaza, al error como constancia, a consideraciones sobre cualquier cosa y al amor desmesurado.

Publicado la semana 7. 12/02/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
07
Ranking
0 64 2