31
AldoV

No pude verla

No pude verla, porque en el medio se interpuso un ave voladora ante la que se interpuso una hoja, que venía cayendo, y quiso el pájaro mullirle el aterrizaje o quizá se interesó en alimento: unos corpúsculos que abandonaban la barca voladora de otoño que ya había abandonado un barco quieto que levantaba los brazos al cielo pidiendo verano y queriendo ser guarida de los pájaros que ahora aterrizaban las hojas pensando en sus niños lejos piando y que estaban supuestos en la escena, que eran imaginados en un futuro venturoso atajando hojas marrones y siendo vistos por ojos interrumpidos del amor, confundidos, fugazmente despistados, universalmente desentendidos, acomodándose para, ahora sí, ver mejor y pensar en qué hoja de qué barco era.

Casi no hubo sonido antes de un saludo protocolar. interpuesto estuvo siempre el aire.

Publicado la semana 31. 29/07/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
31
Ranking
0 46 0