25
AldoV

Yerbas

He redescubierto las propiedades de las hierbas. 
Redescubrí las propiedades de las hierbas. 
Maceradas. machacadas. infusionadas, tratadas respetuosamente, como el pasto que son, olidas y masticadas. Distintas formas del amor.
Dicho así, puede sonar a otra cosa que a lo intentado, pero no veo por qué debería uno ocuparse de interpretaciones. 
Sí, bueno, está bien, quemadas si acaso. Que, al cabo, están las hierbas dispuestas al tormento, como brujas, y, benéficas y como tales, puestas a ser té o brebaje o ignoradas, y que para gustos no hay colores. 
Hablaba de mentas, de poleo, de burrito y de otras cosas. 
Burrito... vaya nombre inhóspito para un vegetal. 
Las hierbas, que van del verde hasta el marroncito, que entre el pulgar y el índice se desmenuzan a una tarde. Las prometedoras de ser o haber sido flores. 
Tomo a las hebras, administro su caer y lo azucaro o enmielo -pienso, mientras tanto, en carnes y en quesos, les reconozco su alternativo ministrar florido-, les huelo, me dejo llenar de naturaleza en manifestación de madera sutil, veo el espacio y su desenvolvimiento, sus matices, mi revolver, el universal "Mañana será oro día" y ayer fue otro, la idea de alguien a quien conocí,la invasión de un rostro, la radio, un rascarse alguna parte del cuerpo, la pasión por un olvido, la indefinición entre los sentidos, el sonar lejano de una ciudad, un sueño que como una barca ya en vigilia se desvanece.

Publicado la semana 25. 17/06/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
25
Ranking
0 16 0