15
AldoV

Ya se pasan

Así no se puede. Encima de que bajo al mundo de los mortales, me pelotudean. Es el colmo.
Que sí, que no, que esto, que lo otro, infladas me las tienen. Mezquindades, cosas vanas, una colección de miserias... Y mirá que los aguanto.
Aquí me ves, como si nada, tragando bilis, ejercitando la infinita paciencia. Para eso vine, después de todo, pero no pensé que fuera para tanto. Mala mía, quién me manda. Ahora me queda un garrón como de cincuenta años, por bocón y bienintencionado, con estos simios parlantes. Te la regalo. Decí que es un suspiro, que si no..., pero te juro que acá se siente con la intensidad de lo eterno, por dios. Hablando de Roma, ojalâ que los mande a fuego mínimo a estos sátrapas infames, con sus razonamientos mínimos y sus comercios de buscavida.
Habré sido yo? viene y me pregunta éste: me toma el pelo, maldito hipón.
No hay comedido que salga bien, es la enseñanza que saco. En la próxima no me agarran. Qué se va a la puta. Más encima los súcubos se me cagan de risa. 
-Sí, fuiste vos, desgraciado, quién va a ser, te creés que no te vi?
Que pase rápido, ya no me los banco. Lo de las buenas intenciones era mentira, ya no va. 
-No sé, mirá, hagan lo que quieran; si quieren pecar, pequen; si no, no. A mí no me vengan.

Publicado la semana 15. 11/04/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
15
Ranking
0 64 0