33
Zaragata

ME DUELEN TODAS

Si algo hay innegable es que la muerte encabeza el libro de historia de los vivos. Cuando se lleva más de medio siglo transitando por la tierra se cuenta, de seguro, con una larga lista de ausencias, algunas próximas, otras no tanto, pero todas dejaron recuerdos llenos y espacios vacíos.

No diré que el dolor que me rasga el corazón por la pérdida de un ser querido sea comparable al sentimiento de compasión que me produce la ausencia de alguien lejano, pero todas las muertes me duelen y de manera especial las que encierran un componente trágico, esas me sacuden, yo las llamo muertes sin sentido, derivadas de la falta de escrúpulos, toleradas y asistidas por la soberbia y la avaricia, pueden ser físicas o morales.

No me cabe en la cabeza que se mate en nombre de dios, que se quiten vidas al grito de libertad, que se deje a seres humanos sin asistencia médica, que los indefensos sean violados, que se les robe el presente y el futuro a inocentes, que el poder y el dinero justifiquen actos depravantes, que se condene a muerte para castigar al que ha matado; no, no me cabe en la cabeza que quien defiende sus derechos lo haga arrasando los ajenos, que vivamos en un constante “quítate tú pa’ponerme yo” y que seamos tan necios de corear los errores históricos una y otra vez aunque miles de voces procedentes de mentes elegidas nos hayan puesto sobre aviso del fracaso que conlleva esa maldita canción.

A mí duelen todas, también la mía propia, aquella niñez asesinada por la estulticia y la infamia de un adulto.

 

Publicado la semana 33. 17/08/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
33
Ranking
1 226 1