Semana
10
Zaragata

EN PAZ CON DIOS

Género
No ficción
Ranking
7 78 0

Nos abducen y hacemos exactamente lo que pretenden quienes manejan la sociedad -no hablo de una provincia ni de un país, hablo del mundo, del dominio del mundo, del poder que ejerce la economía mundial- y creyendo que somos libres salimos al espacio que previamente ha sido acordonado para no perder el control absoluto de las vidas a gritar, a desfogarnos, ya que a modo de patio de centro penitenciario nos permiten un tiempo de recreo evitando así el motín; allí clamamos por los derechos de las mujeres, de los hombres, de los niños, pedimos pensiones dignas, horarios de trabajo racionales, sueldos congruentes… Después, pasado el fragor de la festividad (al fin y al cabo todo es una fiesta) se regresa a la vida cotidiana y las mujeres hacen las labores del hogar, los hombres se sienten con el derecho y el deber de capitanear la familia,  los empleados admiten vejaciones por un sueldo indigno y las esposas (esposadas ellas mismas) renuncian a su carrera profesional para dar paso al triunfo social de su pareja o consagrarse a la maternidad.

Todo sería aceptable si fueran acciones libres, pensadas, decididas por el derecho que otorga la voluntad a todos los seres humanos; sin embargo sucede que actuamos como autómatas, como sonámbulos a los que no se debe de despertar, claro está, para que nada cambie, para que todo siga el orden establecido y cada pieza esté en su lugar del engranaje; y es que nos cuentan que hay que hacer las cosas como dios manda y a mí me ocurre como a Charles Chaplin de cuyas palabras hago eco “Estoy en paz con Dios, mi conflicto es con el hombre.”

Publicado la semana 10. 11/03/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter