Semana
14
Víctor Villazán

Un viaje puede ser de ida o de vuelta.

Género
Teatro
Ranking
0 68 0

Estoy de viaje, en un autobús, no sé si es un viaje de ida o de vuelta. Solo sé que es un viaje. El autobús es el número once, mi asiento el treinta y siete. Junto a la ventana. Ya me he tomado la pastilla para no marearme. Apoyo la espalda y la cabeza en el respaldo. Intento recordar a dónde voy. Me restriego continuamente en el asiento intentando encontrar la comodidad porque quiero dormir. Tengo sueño y quiero dormir.
Sigo restregándome, buscando un punto de apoyo para mi cabeza. La apoyo contra el cristal. Con el movimiento del autobus me retumba la cabeza. Pero sigo en esa postura. Cierro los ojos. El autobús hace una de sus paradas.

Despego la cabeza del cristal de la ventana y miro. Veo el sitio y decido bajarme. No sé por qué pero me bajo del autobus. Cuando ya he bajado me tumbo en el suelo pero no cierro los ojos, ya no tengo sueño. Escucho el motor del autobús alejándose. Yo sonrío. En ese momento descubro que es un viaje de vuelta y que ya he llegado. Me reafirmo en mi sonrisa.


Siento que algo se mueve. Miro a un lado y veo como el suelo que hay a mi alrededor se va expandiendo. Se eleva por encima de mí hasta que ese suelo se ha convertido en un pozo del que no puedo salir.


Intento trepar pero no puedo. Grito pidiendo ayuda pero nadie aparece. No sé qué hacer. No sé qué cojones hacer para salir de ahí.


La parte más elevada del pozo empieza a resquebrajarse, y comienza a caer como si fuera granizo. Pero no es granizo. Es el asfalto que se convirtió en pozo.
Voy esquivando el asfalto hasta que veo caer un trozo mucho más grande que yo, al que no puedo esquivar. Respiro. Me pongo de rodillas en el suelo. Poco a poco voy tumbándome. Pongo las manos por encima de mi cuerpo. Como si eso fuera a parar el asfalto. Cuento hasta tres:

Uno.




Dos.




Tres.



Abro los ojos. Separo la cabeza del cristal. "Hemos llegado a nuestro destino. Espero que hayan tenido un buen viaje" Ya no queda nadie en el autobús. Solo yo. Miro por la ventana. No quiero bajarme.

Publicado la semana 14. 08/04/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter