Semana
22
susialina

el pajarraco negro

Género
Relato
Ranking
0 16 0

Era ya muy tarde, la luna estaba alta en el horizonte. Elena se sentía triste, como un saco vacío, como una muñeca de trapo. Su amor había anulado la cita con un excusa banal. Ella había preparado una cena exquisita, se había vestido con un increíble top de encaje negro, bajo los tejanos y la blusa. Unos zapatos de tacón alto, el cabello recogido en un moño casual. Valentín –así se llamaba él en un día como hoy, San Valentín- hasta esa noche había sido un amante excepcional, un amigo entrañable, o quizás no tanto, pero se lo había parecido. En el estómago de Elena hoy no batían alas de mariposa sino un negro presentimiento. Comenzaba a hilar pequeños detalles de alarma. Pero no se había dado cuenta de nada hasta ahora. Las lágrimas empezaron a brotar y a deslizarse por sus mejillas. Miraba por la ventana, al negro firmamento, la luna tan blanca y su reflejo en el cristal, tan desolado. Se fijó en las estrellas, allí, tililando impertérritas. Algo se removió en su interior. Sin Valentín le quedaba todavía otra persona a la que amar, que la amaba. Se dijo que todo pasa y los alambres de su tripa se deshicieron como agua. Se miró en su reflejo, allí estaba ella, su amada.

Publicado la semana 22. 02/06/2018
Etiquetas
desamor
Compartir Facebook Twitter
Siguiente Texto