51
Sofí Rubí

La línea de mi vida

Una vez mi madre me leyó una historia cuando era niña. Las partes que no le gustaban, las cambiaba, y así la protagonista era una mujer muy fuerte y yo no sé si quería ser como ella o tan solo me gustaba. Dediqué mi niñez a planearme y mi adolescencia a construirme tal y como quería ser, y el cómo quería ser se encontraba en un libro hecho polvo en el desván. Un día, no recordando si debía usar maquillaje o si mi personaje usaba tampón o compresa, fui a buscar el libro y lo volví a leer. Esta vez me percaté de algo nuevo, de un “continuará” que traía el libro. Busqué por internet y acabé pidiendo que me mandaran todos aquellos libros que continuaban la historia, y una vez llegaron, los leí todos en una noche. Resulta, por ejemplo, que yo tenía enemigos, que mis amigos me traicionaban y que los deseos de mi personaje nunca se llegaban a cumplir a fin de continuar la saga. Descubrí que mi vida estaba en manos de un escritor enfermo y es por eso, es por eso, que decidí empezar a escribir.

Publicado la semana 51. 23/12/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
51
Ranking
0 68 0