Semana
35
Sofí Rubí

La mujer, los truenos y la guerra

Género
No ficción
Ranking
0 34 0

A lo lejos se oyen truenos. Recuerdo haber leído que en alguna de las batallas de la Gran Guerra los sonidos de los cañones se oían desde la costa británica, pero esto que oigo ahora no parecen cañones de una guerra moderna, debe ser que a algunos kilómetros hay un campo de batalla con sus armas de pólvora y sus generales montados a caballo. Supuestamente antes las guerras no afectaban a los civiles, que no es verdad, pero me imagino a alguien cambiando su vida para siempre según si salía o no de la ciudad. Dentro es casa, estás salvado. Fuera te han pillado y te toca ligar, coge una pala. Los soldados y los ejércitos debían ser como un río que siempre busca el camino más fácil para pasar por él y al topar con una ciudad debían rodearla como a una piedra grande. Unos ríos muy peligrosos con uniformes coloridos y zapatos destrozados. Ser soldado debía ser una de las pocas maneras de viajar, y debía tocarle justo a quien preferiría quedarse en casa. Si yo saliese de la ciudad, ¿qué pasaría? Puede que me matasen, me violasen, me llevasen con ellos, o puede que igual que el río de uniformes azules bordea la ciudad, me bordease a mí, porque no soy civil ni soldado, yo también soy casa. De todas formas los truenos se escuchan cada vez más cerca, os diré cuando hayan llegado.

Publicado la semana 35. 02/09/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter