Semana
09
Sócrates

UN PUÑADO DE GORRAS

Género
Relato
Ranking
0 62 0

La rabia iba creciendo en él de la misma forma que crecía la tormenta sobre su cabeza. Había sido un día de perros, uno de esos que uno quisiera borrar de la memoria para siempre. Para colmo esa lluvia molesta le había obligado a comprarse una gorra ridícula: un gasto inútil porque no le gustaban las gorras. Las nubes se hinchaban, oscuras y amenazadoras. Quedaban dos horas de luz y aún no sabía dónde ir. Comenzaron a caer gruesas gotas, que pronto se convirtieron en un fuerte aguacero. La impotencia le cubría, como la lluvia bajo aquella tormenta de verano. Caminando sin rumbo, llegó al final de la calle, donde la ciudad se mostraba esquiva. Los tendales exponían sus trapos deslucidos, como viejas y cansadas banderas. Mientras estaba allí vio un movimiento por el rabillo del ojo. Debajo de unos cartones asomaba un pie calzado con un calcetín que había conocido tiempos mejores. Los cartones se fueron desplazando y apareció un hombre. No sabría decir si era viejo o joven. Se rascaba la barba con parsimonia y le dirigió una mirada exenta de curiosidad. Mechones grasientos de pelo asomaban por debajo de una gorra negra. En el suelo, en un rincón, había varias gorras de diversos colores amontonadas con descuido.

—¿Tienes un cigarrillo?

Lo miró con sorpresa. Tenía una hermosa voz que no casaba con su aspecto. Ocupado como estaba buscando en sus bolsillos la cajetilla, no vio venir el bate que lo dejó sin sentido. El hombre terminó de buscar en los bolsillos hasta dar con el tabaco. Le quitó la gorra, la lanzó al montón y se sentó junto al cuerpo.

La lluvia caía ahora mansamente sobre las calles sucias.

Publicado la semana 9. 04/03/2018
Etiquetas
Imagine dragons - It´s time
Compartir Facebook Twitter