51
Sócrates

PALABRAS DORMIDAS

Le gustó nada más verla. En el catálogo figuraba como: “Mesa para dos, de caoba, con hermosa forja del siglo XIX”. La puja había estado reñida, pero al fin era suya. Eso sí: por mucho más dinero del que había pensado en un principio.

En el interior de la mesa había un pequeño compartimento secreto. No lo descubriría hasta 5 meses después, un aciago 14 de agosto. Con una delicada caligrafía alguien había escrito una hermosa carta de amor que comenzaba así:

“Me ahogo en silencio. He vendido mis palabras y sólo me queda el ansia que tú plantaste en mis mañanas. Y aquí seguiré, mi vida, mientras cae la tarde sobre mí…”

Publicado la semana 51. 23/12/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
51
Ranking
0 19 0