48
Sócrates

LA PRESA

El documental había ganado un premio hacía dos meses. No le extrañaba: era uno de los más hermosos e interesantes que había visto últimamente.

Se sentó frente al televisor y se quedó hipnotizado mirando las imágenes. Los ñus habían comenzado a cruzar el río sabiendo que los cocodrilos no tardarían en salir. Cruzaban desesperados, decididos, enloquecidos de terror y determinación. Y entonces, apareció en escena el magnífico animal. Con un salto formidable, había sujetado a su presa por el cuello y, con unas acrobáticas vueltas y como si de una pareja de baile se tratara, danzaba al compás de una música ancestral. El ñu había dejado de forcejear y mostraba unos ojos llenos de terror, rendidos.

¿Por qué entre tantos cientos de animales había elegido a aquel pobre infeliz? Se lo preguntaba y sabía la respuesta:

porque sí

porque pasó a su lado

porque le miró

porque no se dignó a mirarlo...

Lo tenía grabado y era, sin dudarlo, uno de sus favoritos.

Subyugado por la escena, atraído a su pesar por ella, quitó el sonido y siguió contemplando una y otra vez aquella lucha desigual, preguntándose por qué algo tan violento podía resultar a la vez tan hermoso.

Con un gesto de resignación separó los ojos de la pantalla y siguió limpiando la sangre del cuchillo.

Publicado la semana 48. 02/12/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
48
Ranking
0 16 0