33
Román

Los Morfeo

LOS MORFEO

 

      El sueño me llama. Siempre esquivo en tiempo que toca, me convoca a deshora. Me desquicia y descentra y descuadra. Entro en letargo con ayuno onírico y soy muchos yo´s sin ser ninguno completo porque soy todo yo. Ni el que vuela a Morfeo ni el que finge que vive en modo automático vegetativo con pies y espalda en la tierra.

      Solicito asilo a la hibernación osezna para acumular bancos de sueño en mi joroba ecléptica de camello hipnopómpico en velo y en vela. Pero me conformo con narcolepsia fullera de drogas y espíritus. Alteraciones, deformaciones y terrores nocturnos.

      Así salto, giro y caigo.

      Así se rompe la frontera de la vigilia y divago vagando y vagueando por el coma; mustio y vegetal.

      Floto en el limbo mientras tiran de mi despertar por un lado y de la rendición por otro sin que perciba luces ni sombras. Un ojo que se cierra perenne y otro que sigue eterno latente.

      Me parto y tuerto regreso a vosotros, pero… ¿quiénes sois vosotros?

      El instinto no ayuda y ya no sé dóndequiéncuándo soy. Memoria, equilibrio, orientación, sentido… Adiós.

      Pero me fío. Porque no sueño más tengo.

      Ni tendré…

Publicado la semana 33. 14/08/2018
Etiquetas
Mi amigo el insomnio
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
33
Ranking
1 109 13