32
Román

Incunable

INCUNABLE 

 

~

Tenía que suceder. El colapso me ha superado. La obsesión sugestiva tomó el control. He abierto el portal a los moradores del limbo nexo caos; apenas la vanguardia ciega y cruel de aquello que no duerme. Que repta y acecha. Que tiene hambre.

Han entrado. También en mí.

Si me ves, ¡corre!

~

Me carcome la duda, estoy dividido más allá de la bipolaridad. Necesito hacerlo, y la única solución para evitarlo sería el suicidio.

Soy un cobarde. Tantas veces el cañón en la sien o la soga en el cuello con el pie en abismo, y no me lanzo.

Lo siento. Será mi culpa. Estoy sublimado y necesito saber si la realidad es real.

~

He visto algo en sueños que me ha acompañado al despertar, a nuestro presente compartido, y ha devenido en pesadilla grotesca. Que se arrastra y susurra dentro y fuera de mí. Que deforma lo cotidiano. Un ser inconcebible por la imaginación.

Quiere obligarme, usarme como recipiente y títere, pero no tiene poder. Todavía. La criatura de aquellas páginas quiere entrar…

Yo soy la llave.

~

Me obsesionan las puertas. Me he descubierto sonámbulo abriendo y cerrando todas la de mi hogar. Me han despertado mis asustados vecinos cuando hurgaba por las cerraduras del edificio arriba y abajo.

Me cuentan que murmuraba yo algo sobre un ser que llama y aguarda tras una de ellas. Que conoce las verdaderos y antiguos nombres de las cosas.

Y creo que puede ser verdad.

~

Me siento nervioso, perturbado, incómodo con mis ideas e incluso con mi piel. Como si hubiera sido inoculado con un virus; parásito recorriéndome y recomiéndome. Creo que estoy enfermo.

Simplemente, reposaré.

Porque la fiebre me provoca escuchar un continuo ruido fuera de onda. Como se comban y dilatan las paredes. El llamado a la puerta aunque no haya nadie fuera…

~

Las representaciones y conceptos de ese volumen se y me repiten en la mente. Sus palabras casi perversas sobre fronteras pretéritas, intrusos dimensionales, el gran invasor.

Quedan tatuadas en el pensamiento, abrasivas y opresivas, obsesivas y recurrentes. Terriblemente visuales.

Estoy sugestionado. Me ha influido mucho ese libro.

~

He encontrado un tocho antiguo e inmemorial en la biblioteca. Casi incunable y fuera del catálogo. De título perdido por la falta de cuidados en su lomo.

No he podido evitar ojearlo. Parecía una fórmula o hechizo para abrir un portal a criatura innombrable y ominosa de arcaicas e ignotas eras.

¡Valiente tontería!

Pero ha despertado mi curiosidad…

Publicado la semana 32. 07/08/2018
Etiquetas
Experimento terrible , Con ganas de enigma...
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
32
Ranking
1 217 11