Semana
14
Román

La Penúltima Frontera (Descubrir o No...) PARTE I

Género
Relato
Ranking
2 113 13

LA PENÚLTIMA FRONTERA (DESCUBRIR O NO) 

Parte I

 

Las siguientes cintas grabadas fueron descubiertas en el desván del científico Edgar Carrasco, tras su inesperada desaparición. Supuestamente, se trataría de su propia voz, así lo han atestiguado los varios testigos interrogados al respecto. Transcripciones literales de su investigación actual, aunque, por desgracia, no están todas.  

 

Nota de audio número 13, proyecto VHS. Martes 6 de junio de año 2017, a las 18:45.

 

Bueno, la intensa búsqueda, sobre la que estoy dejando constancia auditiva para ser exacto con los acontecimientos, ha dado sus frutos. Estoy orgulloso de mí. Y me encantará escuchármelo decir en el futuro. Jajajajajaja.

Acabo de llegar a casa con el tesoro tras un largo viaje. Tengo la cinta de “The Ring”. La original. En “VHS”. No una copia de la película japonesa o sus plagios americanos. No una falsificación o un “fake” de internet. No. La cinta que que provocó varias muertes. Por su visionado. La historia era, ¿es o era? Es. Sí. Cuento su leyenda por si algún oyente no la conoce.

Te llega la cinta por algún medio; la encuentras, te la envían, alguien la comparte contigo y te la hace ver. No importa. Eres impactado por psicodélica sucesión de imágenes perturbadoras en apenas segundos, dicen que cada cual ve unas diferentes, personalizadas dependiendo de los miedos propios, sin dar tiempo a detener el visionado. Otras aparecen en común: una mujer de largo pelo negro peinándose frente a un pequeño espejo ovalado de pared, una niña que no muestra su cara, y un pozo en un bosque. Cuando acaba, recibes una llamada telefónica, y te comunican que tu vida acabará en siete (7) días. Hasta aquí el mito ya conocido.

Pues tengo esa cinta, la inspiradora de la saga cinematográfica, la maldición en su estado físico latente. Ya conté todo el proceso para conseguirla en las notas anteriores. Ahora está en mis manos. Y, por supuesto, dispongo de un reproductor VHS conectado a la televisión más grande que he podido conseguir. Y ahora dudo, quizá por eso lo grabo en voz alta, aparte de querer registrar el experimento para la posteridad.

¿Verla, o no verla?

Tentador. Aún es de día. No corresponde.

 

Nota de audio número 15, proyecto VHS. Martes 6 de junio del año 2017 a las 23:45.

 

Llegó la noche. Me he quedado sin la excusa principal…jajajajajaja. Vale. Reconozco que tengo respeto, inquietud al menos. Sé que no pasará nada, no es más que una leyenda urbana. Aunque tiene un historial preocupante. Entrevisté personalmente a testigos y personas cercanas a la época en que irrumpió la cinta. No pude averiguar el motivo, ni quién la creo, porqué o cómo. Esto no es una jodida película. Pero sí seguí la pista de los familiares de quienes afirmaban que habían muerto al entrar en contacto con la misma. Dieciocho (18) personas en total durante el plazo de un año. Y la cosa desapareció. Se detuvo, por decirlo de alguna manera. De los dieciocho (18), confirmé que seis (6) murieron por otras causas y se los añadió a la lista de la maldición para ganar repercusión. Quién sabe porqué, asumo cosas de la prensa. Uno (1) se suicidó antes de llegar al séptimo día. Los otros once (11), casos confirmados de muerte por cara desencajada. Porque eso me sucederá. Vendrá el más grande y temible de los horrores, mi mente no podrá procesarlo, y moriré de miedo con el rostro deformado en mueca espantosa de terror.

Esa espera. Lo peor debe ser la espera. Desquiciante.

Pero no la veré hoy. Quiero tener la mente limpia, preparada. Aún estoy cansado del viaje. Necesito recuperar ánimos y energías. Mañana será la noche. Prometido.

 

Nota de audio número 18, proyecto VHS. Jueves 8 de junio del año 2017 a las 22:29.

 

Hola, maravillosos oyentes. Sé que este es el sexto día que me aguantáis con explicaciones y teorías sobre la cinta y su historia y sus consecuencias. Seis (6) días de escaqueo, excusas o fugas. Soy sincero si digo que, cuanto más pasa la cinta aquí sin ser usada, más miedo tengo. No puedo dejar de pensar en ella, soñar con ella, con sus imágenes, con toda la publicidad de los cines. Con la nueva versión, curiosa sincronía. Meto la cinta en el video, pero soy incapaz de darle al play. Me quedo paralizado. Cierro los ojos y veo a través de los párpados. Intuyo todo lo que vendrá. Y me alejo, cada vez más despavorido. Como ahora mismo.

Lo siento. Aún no estoy preparado para enfrentar el seguro terror que voy a encontrar. Crea o no en ello.

 

Nota de audio número 19, proyecto VHS. Jueves 8 de junio del año 2017 a las 23:45.

 

No funciona. He probado y no funciona. No reproduce. O no es compatible. O no es capaz de leerlo. Con lo que me ha costado reunir el valor. Ponerme delante del pantallón. Apretar el botón. Sudar frío. Mucho. Estoy revisando el maldito aparato. Mirando los rodamientos. Pienso tenerlo arreglado mañana o comprar otro. Ahora es todavía más personal.

 

 Nota de audio número 20, proyecto VHS. Viernes, 9 de junio a las 23:59.

 

Escucho muchos ruidos y veo sombras en esta casa que no estaban antes… Sugestión de mi mente, seguro. Todavía no he conseguido hacer funcionar el maldito aparato.

 

Nota de audio número 23, proyecto VHS. Viernes 9 de junio a las 9:06 de la mañana.

 

He tenido una pesadilla horrible. El video me tragaba. Me reproducía luego como si exprimiese todos los recuerdos, vivencias e imaginaciones que tengo dentro. Escena a escena. Para acabar siendo un monstruo resultado de todos mis actos. Convertirme en blanco y negro. Y salir de la pantalla para matar a todos y cada uno de los espectadores en sus casas. No podía controlarme. Era manejado como un títere, hilos invisibles. Salir. Matar. Entrar. Seguir. Tengo que escapar. Alejarme de la cinta.

Empiezo a pensar que este proyecto es un error. Que ya estoy experimentando sus efectos. ¿Y si el visionado no es el detonante? Me preocupa mi creciente obsesión…

 

Nota de audio número 27, proyecto VHS. Viernes, 9 de junio a las 17:06 de la tarde.

 

He conseguido otro reproductor. Lo hemos probado en la casa del “freak” que me lo ha vendido. Tenía unos pocos más, y cientos de videos caseros en esta su caverna fuera del tiempo. Hay gente para todo. Me ha venido bien el día al aire libre. Llevaba demasiado tiempo pensando en si sí o si no. Este no soy yo. Lo pienso ver. Hoy mismo. Esta noche. Me estoy sugestionando demasiado por nada. Tampoco quiero apelar al lado racional. Sólo reaccionar ante lo que pase. Nada me gustaría más que ser partícipe de un fenómeno paranormal. Sin muerte, a ser posible. No pasará de hoy.

 

CONTINUARÁ...

Publicado la semana 14. 05/04/2018
Etiquetas
Insidiosas
Compartir Facebook Twitter