47
Pela

PROTOCOLO

Y esa mañana despertamos con la noticia de que el reactor nuclear de la central ubicada al este de la capital había estallado. Muchos muertos, decían. Y muchos más, contaminados por la nube tóxica, que se esparcía en dirección noroeste.

Nervios, angustia, tensión y pena. En ese orden. Y decreciente. Eso fue lo que sentimos los pobladores de la Región Norte, detrás de la Cordillera, entre la montaña y el mar.

Creo que en todas partes lo sintieron igual.

La Guardia Nacional ya controlaba las principales autovías intentando que se cumpliera el protocolo de cuarentena en la Región Central y sus aledaños. Docientos kilómetros cuadrados era la medida de seguridad impuesta por las autoridades. Muy cerca de la cordillera.

La policía controlaba los pasos de montaña, que los había innumerables pero, la mayoría de ellos, no aptos para ser cruzados en invierno y sin guía local.

Nos llegó la información de que una columna de unas sesenta personas había sorteado con éxito las vallas militares y policiales y se acercaban al Desfiladero Oculto de la Virgen de Loreto. No les iba a ser fácil durante la noche encontrar y adentrarse en esa suerte de laberinto con paredes rocosas de más de quince metros de altura y corrientes heladas que estallaban de entre las piedras a la vuelta de cualquier recodo.

Cogimos a toda velocidad alimentos suficientes, abrigo, armas y munición y salimos en una caravana de coches en dirección al Desfiladero.

Regresamos dos día más tarde sin alimentos y sin munición, con los abrigos sucios y empapados.

Creemos que no quedó nadie con vida pero, por las dudas, dejamos un pequeño retén de tres personas bien pertrechados.

En la reunión vecinal que llevamos a cabo para explicar los pormenores de la expedición hubo silencios y llantos. Por partes iguales. Al final de la exposición fuimos vitoreados y se nos prodigaron abrazos, besos y palabras de agradecimiento. Nos agradecían por ellos y por sus familias.

Estábamos seguros, de momento.

Esa noche se colgaron banderas de la Región Norte en las ventanas de todas las casas.

Publicado la semana 47. 19/11/2018
Etiquetas
LA MARCHA DE SAN LORENZO , HUYENDO DEL DÍA
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
47
Ranking
0 39 6