46
Merche Blázquez

VIRTUAL

  Se conocieron en un chat. Eran de ese tipo de personas que no parecen encajar en ningún sitio, y se aíslan en casa, encerrados, matando el tiempo delante de un ordenador.

  Allí encontraban su mundo. Gente con problemas parecidos a los suyos, que tampoco encajaban en la vida «de la calle», pero se movían como pez en el agua por la red.

  Y se enamoraron. Las conversaciones eran largas, hasta la madrugada, porque la luz del monitor hace olvidar si el sol está o no está en el cielo.

  El acercamiento creció. Llegaron al punto de querer atravesar la pantalla y tocarse, olerse, abrazarse...

  Lo hicieron. Recorrieron kilómetros jamás pensados para encontrarse, ilusionados.

  Se decepcionaron. Igual que si se hubieran conocido en el súper de la esquina. Nada había sido especial.

  ¿Virtual? No, real. Es solo un submundo de la realidad, una pequeña maqueta, donde existe buena y mala gente, sinceros y mentirosos, generosos y aprovechados, igual que en la calle, en la escuela o en la discoteca.

  Jamás digas a alguien que encontró a su pareja en Internet que esa relación es menos válida que una nacida en la «vida real», porque Internet es ahora parte de nuestra realidad. O ¿dónde crees que estás leyendo esto?

Publicado la semana 46. 24/11/2018
Etiquetas
Internet , virtual, relación
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
46
Ranking
5 61 0